En este artículo hemos recopilado las 5 cosas esenciales que deberían hallarse en su kit COVID-19 mientras que persiste la pandemiaDescubre cuáles son, su importancia y de qué manera es mejor usarlas.  

Mascarillas

Sin duda, la primera de nuestra lista son las mascarillas. Hoy en día aquí en España, es obligatorio llevar una en todo momento cuando está en la calle. Sin embargo, tiene que tener en cuenta varias consideraciones antes de elegir qué mascarilla va a llevar y a dónde. 

Las mascarillas quirúrgicas son impermeables y protegen a su portador de gotitas respiratorias más grandes que salen al toser o estornudar, pero sirven sobre todo para no contagiar. Si lleva Ud. esta mascarilla, está protegiendo a los demás. Procure que los de su alrededor le muestren el mismo respeto. 

Las mascarillas de tela juegan el mismo papel: en primer lugar sirven para no propagar la enfermedad y en segundo lugar representan un obstáculo para las gotas respiratorias de los demás. 

Las mascarillas mas gruesas son mascarillas higiénicas (imágenes 3 y 5). Son las mas indicadas para el común de la población y se deberían llevar por las personas sanas que no han estado en contacto con el virus y tampoco presentan síntomas de la enfermedad.

Y recuerde que las mascarillas profesionales deben reservarse para los trabajadores de la sanidad. Ud. no necesita una en su día a día.

Gel antiséptico

Gel antiséptico de manos se ha convertido en imprescindible en los tiempos de la pandemia. Ahora lo podemos encontrar en las entradas de prácticamente todos los establecimientos públicos. Es importante mantener las manos limpias y evitar tocarse la cara, sin embargo, no hay que abusar del antiséptico. Al usarlo, no solo se mata microbios perjudiciales sino que también los potencialmente benignos en el microbioma de la mano.

Sí que debería llevarlo consigo por si acaso no hay acceso a jabón y agua. Sin embargo, no se debe convertir en un hábito desinfectarse las manos después de haber hecho la mas mínima acción. Un antiséptico se debe usar en el caso de necesidad.

Por otra parte, podría ser buena idea desinfectar el teclado de su ordenador (si trabaja mucho delante de la pantalla), porque el proceso de pensamiento suele ir acompañado de tocamientos de cara. 

Un termómetro

Otra cosa que forma parte de un kit COVID-19 es un termómetro. Por una parte, la demanda de los termómetros ha crecido y hoy en día son escasos en las farmacias. La buena noticia es que el termómetro siempre ha formado parte del botiquín de una familia.

Debe contar siempre con un termómetro, ya sea electrónico o de mercurio, para poder observar su temperatura corporal en el caso de que presente síntomas. Así, al llamar al médico podrá explicar en mas detalle su situación y le proporcionarán el servicio más personalizado.

Otro detalle que tiene que tener en cuenta, es que el cumplimiento de la ley requiere que le midan la temperatura antes de entrar a ciertos establecimientos públicos. Los termómetros sin contacto son en forma de una “pistola”, así que no se asuste cuando vea a un policía o a un sanitario enmascarado apuntándole con ella: sólo quiere medirle la temperatura. 

Pulsioxímetro

Otro elemento de su kit COVID-19 debería ser un pulsioxímetro. Ya que esta infección afecta en la mayoría de casos a los pulmones del enfermo, su nivel de oxígeno en la sangre puede bajarse sin que se dé cuenta. Y esto es muy peligroso, porque si el nivel de oxígeno desciende demasiado, puede perder la consciencia o tener consecuencias fatales. Así que es mejor mantenerlo bajo control. Es posible que se pueda dar cuenta por sí mismo, experimentando dificultades al respirar, pero nunca está demás estar seguro.

Los niveles considerados normales son en torno a 97 – 98. Si tiene el nivel de oxígeno mas bajo que 95, debería alarmarse y consultar a su doctor de inmediato. Puede que requiera hospitalización. Así que, un pulsioxímetro podría ser una buena inversión para vuestro kit COVID-19. Es muy fácil de adquirir y también lo es de usar.

Un poco de sentido común

Por último, si bien no menos importante: un poco de sentido común. El estrés puede ser igual de nocivo para su organismo que cualquier otra enfermedad. Así que, no se obsesione con el coronavirus y procure vivir su vida lo más normal posible. 

Si estornudó o tosió, no significa necesariamente que tenga coronavirus. Debe vigilar los síntomas con cautela y precaución  para ver cómo progresan. Si ve que sí que está mal, siempre puede llamar a Clínica La Siesta y pedir una consulta o hacerse la prueba de COVID-19.  

En Clínica La Siesta, puede realizar su prueba con un test rápido por tan sólo 30 euros. El mismo día conocerá el resultado para quedarse tranquilo. Para conocer más detalle sobre el test rápido de la Clínica, siga este enlace. Clínica La Siesta también ofrece pruebas de PCR. Para coger cita previa o hacer cualquier tipo de consulta, por favor, contáctenos por teléfono o a través de WhatsApp (+34 692 134 136) o escríbanos un correo electrónico por info@clinicalasiesta.com.