Hoy en día, todos los conductores deben obtener un certificado médico obligatorio para renovar, cambiar u obtener un permiso de conducir o cualquier otro tipo de licencia, como animales peligrosos, armas, embarcaciones, grúas …

 

¡Pero no te preocupes! este procedimiento médico es un proceso fácil y rápido (15-20 minutos) que verifica el estado de salud del conductor y verifica su capacidad para conducir, sin embargo, la duración del mismo puede variar dependiendo de la condición de salud del paciente y del tipo de licencia que está renovando (el proceso será un poco más largo para quienes opten a licencias de camiones y autobuses).

 

Este procedimiento consiste en un examen médico y psicológico. El examen médico lo realiza un doctor/a de medicina general, que se encarga de explorar la vista, la audición, la presión arterial, la capacidad respiratoria cardíaca y algunas otras preguntas relacionadas con la medicación. Por otro lado, la prueba psicológica es realizada por un psicólogo/a y consiste en verificar la capacidad cognitiva, las habilidades motrices y las capacidades perceptivas mediante dos o cuatro ejercicios realizados en un ordenador.

 

Después de la prueba médica y psicológica, se tomará una fotografía y una firma del conductor y, al final, solo para las renovaciones, la persona recibirá un certificado temporal para conducir, mientras que la Jefatura Provincial de Tráfico le envía el permiso de conducir original a la dirección aportada por el conductor interesado.

 

La licencia de conducir de personas menores de 65 años se renovará por hasta diez años si el conductor no tiene ningún problema de salud grave y la licencia de conducir de personas mayores de 65 años, se renovará por hasta 5 años si el conductor no Tiene un problema de salud grave